Chat with us, powered by LiveChat

3 claves para sobrevivir a estudiar español en el extranjero

Has tomado la decision correcta si decidiste aprender español en el extranjero. Como con cualquier idioma, es la mejor manera de entender profundamente cómo se comunica una cultura diferente. Viajar aporta esa perspectiva adicional que la academia no puede cubrir por sí sola. Además de que viajar es fundamental para el crecimiento personal.

Estudiar Español en el extranjero

Una gran forma de aprender español en el extranjero es inscribirse en un curso. Estarás pasando bastante tiempo en otro país durante la experiencia. Aprender un idioma nuevo no es un proyecto de solo unas semanas; pasarás más de meses en otro país. Por eso deberías ir bien preparado para sobrevivir. No se trata solo de estudiar, también de conocer la ciudad y su gente. Si te quedas solo estudiando, te quemarás muy rápido.

Necesitarás tips para estudiar y también para relajar y disfrutar de tu viaje. No te preocupes: estamos para ayudar. A continuación, las tres claves más fundamentales para sobrevivir aprendiendo español en otro país.

Consumir todo tu contenido en español

Al estudiar español en el extranjero te encontrarás consumido por el idioma. Es inevitable. Tienes que desenvolverte en la ciudad, hacer compras, viajar en transporte público. Será una práctica del idioma constante e intensa, esencial para dominarlo. Para esto has tomado esta decisión, pero al principio, será difícil. Y no puedes tomar atajos; la gente de la calle no te ayudará como los profesores. La mejor forma de afrontar esto es ir de lleno, sacarle todo el jugo posible.

Eso significa poner a tu teléfono en español. Significa mirar Netflix con subtítulos en español (o, mejor aún, contenido en español. Tu teléfono preguntará, “¿Estás seguro?” en lugar de “Are you sure?” Es una forma simple y efectiva de tomar más contacto directo con el idioma. También deberías empezar conversaciones con muchísimos extraños. Tendrás que hacer amistades con locales si quieres sobrevivir por varios meses. Muchísima gente coincide en que hablar con un local en su lengua nativa es la mejor forma de practicar cualquier idioma.

Un tip fácil que puedes hacer en Netflix es mirar series que ya has visto y poner subtítulos en español. Como ya sabes lo que están diciendo y lo que van a decir, puedes poner toda tu concentración en entender cómo se traducen las palabras al español. Es divertido y funciona muy bien.

Pero estudiar no es todo. También te tienes que distender. Y hasta quizás te encuentres aprendiendo algunas cosas mientras experimentas el ocio. Lo cual lleva a…

Explorar la vida nocturna extranjera

Como viajero, no te puedes permitir perderte la vida nocturna de tu destino. Más si estarás varios meses. Muchos lugares de Buenos Aires son conocidos por sus coloridos pubs y categóricos clubes nocturnos. Es la mejor forma de divertirse e interactuar con gente local borracha. ¿Qué podría ser más divertido? Te encontarás con que a la mayoría de la gente que sale de noche le encanta conocer extranjeros. Les encanta oír sobre otros países. Seguramente te haya pasado a ti, en tu ciudad, cuando conoces un extranjero.

Si no sales de vez en cuando te estás perdiendo de una dimensión importante de la cultura del país que estás conociendo. Y tus estudios te cansarán el doble. El balance es clave. Después de todo, sabes que no estás viajando solo para aprender español. Estás tomando una oportunidad de conocer una sociedad diferente y ampliar tus horizontes.

Una excelente táctica rompe-hielo cuando estés en un bar o boliche es acercarte a un grupo de personas ebrias y preguntarles algo, cualquier cosa, en tu idioma natal. Con confianza, como si esperases que te fueran a entender. Se reirán, te preguntarán de dónde eres y te invitarán a sentarte.

Una vez que has conocido suficiente gente borracha, no es una mala idea hacer turismo. ¿Cuál es la gracia de viajar, si no? Reiteramos:

Hacer turismo

Estás aprendiendo español en el extranjero. Por más de tres meses. No estarás dentro de cuatro paredes, leyendo libros, todo el tiempo. Y qué suerte. Estarás en una ciudad completamente diferente con una riquísima historia que vale la pena conocer. Es cierto que no has llegado como un turista tradicional, y que tienes que estudiar, pero eso no te detendrá.

La mejor forma de empezar es tomar el bus guía de la ciudad, que te lleva por las principales atracciones. Puedes bajarte y volverte a subir en cualquier momento con el pase del día que compras. En poquitas horas tuviste un panorama completo (pero superficial) de la ciudad. También puedes visitar cualquier agencia de turismo (están por todos lados) y pedir consejos. Incluso la gente en tu lugar de estadía sabrá apuntar a los lugares correctos, incluso algunos más under que las agencias de turismo olvidan.

Aprender otro idioma significa, en el fondo, ingerir una cultura nueva. Y el turismo ayuda muchísimo con eso. Además de ser muy divertido. Un gran ejercicio es tomarse al menos un día libre a la semana e ir a explorar. Caminando, en transporte público, en bicicleta. Apunta a atracciones, pero detente en los pequeños lugares coloridos que encuentres en tu camino. Detente a hablar con la gente. Todo tiene una historia que contar.

Estas sencillas y efectivas claves te ayudarán muchísimo a sobrevivir en otro país, hablando otro idioma, por muchísimos meses.

Select Tag:
Select Destination: